Contador visitas

miércoles, 18 de febrero de 2009

Poesía y ajedrez


El peón de ajedrez

(julio de 1894)


Me gusta mirar a la gente cuando juega al ajedrez,
Mis ojos siguen esos peones
que poco a poco encuentran su camino
hasta alcanzar la última línea.
Ese peón avanza con tal soltura
que te hace pensar que llegando a esa línea
en ella comenzarán sus alegrías y su recompensa.
Encuentra muchos obstáculos en su camino.
Los poderesos lanzan sus armas contra él.
Los castillos le acometen con sus altas almenas; dentro de sus campos
veloces jinetes pretenden con astucia
impedir su avance,
y por todos lados, desde el campo enemigo
la amenaza avanza contra él.

Más sale indemne de todos los peligros
y alcanza triunfante la última linea.

Con qué aires de victoria la alcanza
en el momento exacto;
qué alegremente avanza hacia su propia muerte.

Porque al llegar a esa línea, el peón morirá,
todos sus afanes eran para esto.
Cae en el Hades del ajedrez,
y de su tumba resucita
la reina que nos salvará.



Konstantino Kavafis
Poesías completas.

2 comentarios:

George dijo...

Saludos, Manolo!

Ahora estoy echándole un vistazo a tu blog, y me parece muy interesante ;)

Ya que me he cruzado con esta entrada sobre poesía y ajedrez, te paso una "extra" que quizá te guste; de ser así, puedes ponerla sin problemas.

Te pongo el link - es de mi web (ajedrezescolar) - y las dos primeras estrofas de la poesía, para no hacerlo muy largo :)

http://ajedrezescolar.es/2009/himno-al-ajedrez

Ya que me ha gustado bastante tanto la idea como el contenido, así como el espíritu de sus creadores ;), y recordando viejos poemas épicos, he decidido escribir aquí – con permiso de sus mercedes – unos versos que espero lleven a gala en tales suertes.

Y por cierto digo yo – mi memoria no recuerda -, ¿hay compañía sin himno, sin canto ni melodía, que no afronte la batalla lanzando al aire sus vivas?

Bueno, esperando que les guste, allá vamos, caballeros:

Nuestro sino es ser soldados
nuestra espada es la justicia
son nuestro fiel aliado
sesenta y cuatro casillas.

Las batallas serán duras,
mas no menos los soldados,
si uno es presa de captura
otro viene a rescatarlo.

[...]

Que vaya bien y gracias, Manolo! :)

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

AJEDREZ

“Al ajedrecista, su ingenio lo asista.”

El juego maestro,
mágico ajedrez,
piezas de alabastro
tienen altivez.

Monarca la clave,
la reina lo sabe,
dos torres gemelas
serán sus estrellas.

Alfiles gloriosos,
poder con caballos,
peones enjundiosos
son grandes vasallos.

Partida de Dioses,
humanos sin poses,
en terso tablero,
partiendo de cero.

Con la inteligencia
de su quintaesencia.
usar el cerebro,
¡la mente celebro!

Ir multiplicando,
un ocho que brega,
por ocho ganando,
cual buen estratega.

Son sesenta y cuatro
casillas alternas,
blancas que idolatro
mis negras fraternas.

En toda apertura
fuera la premura,
no desesperar,
pensar al actuar.

Estar concentrado,
bien posicionado,
evitando craso error,
ese “mate del pastor”.

Quien tiene talento
debe de triunfar,
el que estudia, atento,
no puede fallar.

Saber defender,
la meta es vencer;
luego, al atacar,
tacto destacar.

Ver para adelante
al retroceder,
practicar variantes,
nunca hay que ceder.

La dama preciosa,
grácil mariposa,
móvil, intuitiva,
a victoria aspira.

Táctica, estrategia,
perspicacia regia,
férrea iniciativa
rivales cautiva.

Emplear la conciencia,
bizarra experiencia,
el Rey proteger,
para no perder.

Respetar el tiempo,
sabio pasatiempo,
reloj, porque somos . . .
aliados de Cronos.

Tablas, fiel madera,
contrarios modera,
que no haya encono,
si llega abandono.

Enroque, gambito,
a triunfar te invito,
lograr jaque mate
al fin del combate.

Apretón de manos . . .
torneos de hermanos,
sin suerte, ni azar,
competir, gozar.

Ante la derrota,
alma queda rota,
tendrá que ser digna
para esta consigna:

Jugador de ciencia,
deporte y paciencia,
cuadrado fue cancha,
¿aceptas revancha?

Los Clubes formar,
la Unión afirmar,
¡por siempre ajedrez,
. . . para la niñez!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 13 de octubre del 2008
Dedicado a mi padrino, gran jugador de ajedrez, Don Rodolfo Galindo Arellano
Reg. SEP Indautor No. 03-2008-101313351700-01